La Unesco ha decidido incluir en la lista de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad la candidatura internacional compartida por las cerámicas de estilo talaverano de Talavera de la Reina y Puente del Arzobispo y las de Puebla y Tlaxcala (México). Es el reconocimiento a una tradición asentada desde hace seis siglos y que mantiene activos todavía hoy más de 40 talleres en las dos localidades toledanas. La inclusión en la lista supone la protección de una actividad artesanal que ha perpetuado los procesos técnicos y creativos originales (a excepción de la electricidad en los hornos y tornos).


La cerámica no lo ha tenido fácil, porque Italia y Austria han puesto «muy difícil» su inclusión en la prestigiosa categoría. Según cuenta Arancha Camacho, de la asociación Tierras de Cerámica, la diplomacia entre países se ha tensado cuando España no ha apoyado la candidatura internacional de la trashumancia, formada por Italia, Austria y Grecia (aunque ha sido inscrita). Tierras de Cerámica es una asociación de vecinos de Talavera, que hace seis años decidió poner en marcha el camino que han culminado hoy. «Este reconocimiento permitirá tomar medidas de salvaguarda, como potenciar el relevo generacional», explican desde la asociación.

Para José Guirao, ministro de Cultura y Deporte, «este proceso artesanal de elaboración de las cerámicas merece sobradamente la declaración reconocida hoy por la UNESCO». Además, señala que es estas cerámicas son un referente nacional e internacional. «Por primera vez, la lista de la Unesco reconoce explícitamente el fuerte vínculo cultural que une a América Latina con España y contribuye a impulsar la cooperación internacional entre las naciones de habla hispana en torno al Patrimonio Cultural Inmaterial», ha señalado el ministro.

La Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad cuenta con 429 inscritos, a los que hay que sumar los elegidos este miércoles en Bogotá, durante la celebración del XIV Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco. La categoría “inmaterial” se refiere a los aspectos identitarios (e intangibles) que representan y reivindican a un pueblo y España cuenta con 19 hitos inscritos, entre los que figuran la dieta mediterránea, la fiesta de los patios de Córdoba, el flamenco, las fallas, el silbo Gomero o el misterio de Elche. En 2018 fueron inscritos la arquitectura de piedra en seco del Mediterráneo y las tamborradas.

 

Repost.