La restauración del Oratorio del Partal de la Alhambra de Granada recibió el premio de los Europa Nostra 2019, galardón que se une así al logrado hace unos meses en la categoría de conservación.

La ceremonia celebrada en el Théâtre du Châtelet fue presidida por el comisario europeo Tibor Navracsics y organizada con el patrocinio del presidente de la República Francesa Emmanuel Macron. La directora del Patronato de la Alhambra y Generalife, Rocío Díaz señaló que «es un honor representar a la Alhambra, en nombre de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y la Junta de Andalucía, y a todos los que han hecho posible esta restauración, en especial al equipo multidisciplinar encabezado por el Servicio de Conservación y Restauración del Patronato», al que felicitó nuevamente por su extraordinario trabajo.

En su día el Patronato de la Alhambra y el Generalife encargó estudios sobre la mezquita del Oratorio de El Partal, en especial en sus restauraciones históricas y en su conservación. Los resultados de estos estudios llevaron a emprender un proyecto de restauración en tres fases. La primera incluyó la restauración de la armadura estructural de madera. A continuación, se realizó la reparación estructural de las cubiertas y su impermeabilización, y por último, se acometió la restauración de las epigrafías y motivos decorativos de las yeserías de los paramentos internos y externos del Oratorio, así como la consolidación de sus cerramientos externos y paredes divisorias.

El proyecto de restauración del Oratorio fue redactado por el arquitecto granadino Federico Wulff Barreiro, que ha revelado inscripciones epigráficas del siglo XIV inéditas hasta la fecha, así como elementos decorativos y soluciones técnicas de carpintería nazarí que no se conocían en la Alhambra antes de esta restauración. Una intervención restauradora que ha supuesto un importante avance en el conocimiento de las técnicas constructivas de los carpinteros y de los maestros albañiles Hispano-Musulmanes del siglo XIV, clave para la comprensión global del complejo palatino de la Alhambra.

Para la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, se trata de un reconocimiento que supone «un privilegio para los andaluces y para los profesionales que trabajan en la conservación de joyas patrimoniales como La Alhambra». Para ellos, que «a menudo pasan desapercibidos pero que contribuyen a mejorar el gran legado que tenemos que proteger, es también este reconocimiento».