MANIFIESTO DE HISPANIA NOSTRA

Desde la Cátedra  UNESCO Forum Universidad y Patrimonio nos hacemos eco de la propuesta realizada por la Asociación Hispania Nostra de firmar un manifiesto el cual pone en evidencia las irregularidades de la modificación de diferentes leyes relativas al control y cuidado del patrimonio. Nosotros ya nos hemos adherido.«La reciente aprobación por el Gobierno de Andalucía de la modificación de la ley de Patrimonio Histórico andaluz, que plantea la sustitución del control previo a cualquier actuación sobre bienes inmuebles incluidos en el “Inventario del Patrimonio Histórico Andaluz” por una simple “declaración responsable”, ha generado gran inquietud en todos los sectores dedicados a la conservación del patrimonio histórico y ha dado lugar a la interposición de un recurso de inconstitucionalidad por parte del Ministerio de Cultura.

Por otro lado, parece que la Comunidad de Madrid tendría la intención de legislar en el mismo sentido con objeto de agilizar las tramitaciones y facilitar el retorno a la actividad del sector de la construcción, que constituye una de las palancas de creación de empleo y riqueza en ambas comunidades. Una justificación que podría parecer razonable ante el panorama económico al que nos enfrentamos, pero sin olvidar que la mejor manera para agilizar la tramitación de cualquier expediente son las administraciones eficaces, dotadas de los recursos materiales y humanos necesarios.

Las “declaraciones responsables” suponen un riesgo inaceptable de pérdida irreparable de bienes de nuestro patrimonio cultural y natural, con el consiguiente perjuicio al conjunto de la sociedad.

En Hispania Nostra somos plenamente conscientes de la difícil situación que atraviesa nuestro país y, precisamente por ello, estamos convencidos de que para crear riqueza y empleo es necesario evitar los atajos y las medidas cortoplacistas que, a largo plazo, siempre terminan generando espirales de empobrecimiento para la mayoría de la sociedad. La restauración, conservación y reutilización del patrimonio histórico tiene una enorme capacidad para crear riqueza y empleo de calidad. Precisamente, su recuperación sería una alternativa viable para invertir la tendencia de esa España que se vacía y empobrece un poco más cada día. Pero, al igual que ocurre con la ciencia, se trata de decisiones estratégicas que requieren visión de futuro, acompañada de inversiones a medio y largo plazo.

Uno de los objetivos de Hispania Nostra es hacer pedagogía y difundir la idea de que el patrimonio cultural constituye una gran riqueza que pertenece al conjunto del pueblo español o, si se prefiere, de los pueblos de España. Y ello, al margen de quién sea su titular y de a quién corresponda velar por su conservación, al entender que se trata de un deber que concierne al conjunto de la sociedad. Por ello, las Administraciones tiene la ineludible obligación de velar por la conservación de ese inmenso bien común.

Además, el patrimonio cultural constituye un activo no solo en el plano ideológico o cultural, sino también en el económico, contribuyendo de manera directa a la creación de empleo y de riqueza. El sector cultural en su conjunto fue responsable del 3,2% del PIB de nuestro país y de dar empleo a más de 700.000 personas en 2019. Hay más de 120.000 empresas dedicadas al sector de la cultura. De los 80 millones de turistas extranjeros que visitaron nuestro país el año pasado, el 37% hicieron actividades de tipo cultural, con un desembolso que se estima en torno a los 13.000 millones de euros, cifra a la que habría que sumar otros 7.000 millones de euros correspondientes al turismo cultural de los residentes en España.

El patrimonio histórico no debe aparecer en la disputa política. Estamos todos comprometidos en esforzarnos para dejarlo al margen, buscando los puntos de encuentro. Su conservación y promoción requieren educación y unidad de acción por parte de las Administraciones, que están obligadas a hacer frente a nuestros problemas de la mejor manera posible. El Patrimonio cultural es una herramienta económica imprescindible y un recurso social que mejora la calidad de vida.

Por ello, busquemos soluciones para ayudar a quienes más lo necesitan en estos momentos, en ese objetivo estamos todos. Pero no vendamos la primogenitura por un plato de lentejas. Mejorar los problemas sociales no debe ser incompatible con mantener nuestra herencia cultural, porque la que destruyamos desaparecerá para siempre, y sin pasado no hay futuro. Por todas estas razones, Hispania Nostra manifiesta su desacuerdo con la “declaración responsable”, cuando se refiera a bienes culturales y naturales, como medio para impulsar la actividad económica, cualquiera que sea la Administración que la adopte.

Si estás de acuerdo, puedes adherirte al manifiesto firmando a continuación.»